Mil veces sin importarle el tiempo…

2009. Vídeo digital. Proyección vertical. Color. Sonido. 9’ (loop). Ed. 6.

En contraste con un enfoque más científico aplicado al mismo tema en otros trabajos, este vídeo es una incursión en el lado más personal de las experiencias del agua. Habla de recuerdos de infancia, de un viaje siguiendo el curso de un río, del encuentro con la cascada, en definitiva, del poder magnético y vivificador del agua. Video realizado para ser proyectado en el ábside de la iglesia de las Verónicas de Murcia con motivo de la exposición “Mundo, Seco, Benamor, Amarga”.