Luz para todos

Campos de los refugiados, Tifariti, 2008

Invitada a participar en las jornadas en apoyo del pueblo saharaui, hice sobre el suelo del único edificio construido del campamento algo parecido a la intervención en el Jan Assad Bacha de Damasco; solo que en este caso sustituí los recipientes de vidrio soplado con parafina y mecha por culos de botella de plástico con agua y aceite en los que coloqué unos flotadores de corcho que llevan incorporada una mecha, como las que se venden en España para improvisar lamparillas los días de difuntos.